Últimos temas
» re incicio
Mar Feb 07, 2017 4:08 pm por Julián Casablancas

» Rol: Petición
Miér Feb 01, 2017 5:16 pm por Andrea Medici

» Empezando
Miér Ene 25, 2017 1:41 am por Isidor

» Retorno.
Mar Ago 30, 2016 8:55 pm por Martin Castillo

» Dangerous budapest - Cambio de botón + Afiliación Élite
Vie Ago 26, 2016 3:14 pm por Invitado

» Asilo parte  2 "¿Refugio?"
Mar Ago 23, 2016 3:45 pm por Richard Remar

» Penumbras ~Crónica~
Lun Ago 22, 2016 8:44 pm por Salomon Ontiveros

» Alerta ~Andrea Medici~
Mar Ago 09, 2016 6:02 pm por Isidor

» Buena noche.
Lun Ago 08, 2016 11:36 am por Andrea Medici

» Ego || Clary Maximoff feat Hayden Coltrane
Mar Ago 02, 2016 12:00 pm por Clary W. Maximoff

» Sabbat: Ritae
Dom Jul 31, 2016 3:33 am por Isidor

» Sabbat: Léxico
Dom Jul 31, 2016 3:06 am por Isidor

» Sabbat: Manadas
Dom Jul 31, 2016 2:42 am por Isidor

» Sabbat: Facciones
Dom Jul 31, 2016 2:33 am por Isidor

» Sabbat: Jerarquía
Sáb Jul 30, 2016 11:23 pm por Isidor

Afiliados Elite
Afiliados Hermanos
Últimos Temas

El Código de Milán

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Información El Código de Milán

Mensaje por Invitado el Jue Jun 18, 2015 11:51 pm


El código de Milán


Reunidos en Nueva York, ciudad que la secta había logrado mantener a pesar de los esfuerzos de la Camarilla, los Sabbat de más alto rango reconsideraron su compromiso con la causa. No contentos con limitarse a firmar un acuerdo de buena voluntad como habían hecho antes, pensaron con detenimiento en aquello que era importante para la Espada de Caín. Una inusitada congregación redactó un documento con el Código de Milán, un conjunto de principios que contenía la ideología que la secta había conservado supuestamente desde su creación. Además, los reunidos elaboraron algunos apéndices para actualizar el código en vista de los acontecimientos más recientes.

La norma revisada demostró de nuevo llegar demasiado tarde. Tras unos escasos años de relativa paz, los problemas volvieron a estallar.

La Tercera Guerra Civil Sabbat, la más breve de todas, duró solo cien noches y se produjo en el segundo semestre de 1957. La violencia volvió a extenderse, incitada por un golpe fallido sobre Nueva York por parte de los Brujah antitribu. Irónicamente, el fin de los problemas llegó como resultado de la más extraña diplomacia Cainita: el compromiso. Tras la derrota del golpe Brujah, el clan se alzó contra la unidad de los Lasombra y los Tzimisce, anunciando el desastre. Sin embargo, de las cenizas de la guerra surgió un grupo unificado de Caitiffs denominados Panders, por el nombre de su líder, Joseph Pander. Al ser parias y proscritos tenían el apoyo de los Brujah antitribu, que recordaban su propia llegada al Nuevo Mundo. Viendo la oportunidad de evitar otra guerra prolongada (y terriblemente embarazosa), los Lasombra y los Tzimisce reconocieron a los Panders como entidad definida, confiriendo al grupo la categoría de línea de sangre. Con las masas satisfechas con un pequeño sacrificio, la secta evitó por poco un traspié que podría haber sido letal.


El código de Milan

Por la solemne palabra del Regente Gorchist, el presente es el único y verdadero Código de Milán, revisado a partir del manuscrito original en esta noche de 21 de diciembre de 1933. Que naciendo de las cenizas de nuestra gran guerra, pueda la paz reinar para siempre.

Un juramento de sumisión ha sido pronunciado por el Regente y los Prisci, en presencia de los líderes de todas las facciones y otros 50 testigos, para seguir fielmente todas las regulaciones impuestas acerca de la dirección del Sabbat. Este Código de Milán revisado satisface a todas las facciones del Sabbat, incluyendo a las de los Cardenales Huroff, Bruce de Guy, Agnes y Carlos VI; y los Arzobispos Beatrice, Una, Tecumseh, Toth, Aeron, Marsilio, Rebecca, Julian y Salluccio. Las facciones restantes deben declarar su apoyo a este Código de Milán revisado o separarse del Sabbat.

Estos son los estatutos de que consta el Código de Milán:

I El Sabbat permanecerá unido en su apoyo al Regente de la secta. En caso necesario, será elegido un nuevo Regente. El Regente respaldará la lucha contra la tiranía, garantizando la libertad de todos los Sabbat.

II Todos los Sabbat servirán a sus líderes lo mejor que puedan mientras dichos líderes sirvan a la voluntad del Regente.

III Todos los Sabbat observarán fielmente todos los Auctoritas Ritae.

IV Todos los Sabbat respetarán la palabra de honor prestada mutuamente.

V  Todos los Sabbat tratarán a sus pares con justicia y equidad, defendiendo la fuerza y la unidad de la secta. Si es necesario, proveerán a la necesidad de sus hermanos.

VI Todos los Sabbat deben anteponer el bien de la secta a sus propias necesidades, sea cual sea el coste.

VII Quienes no sigan honorablemente este código serán considerados menos que iguales y por tanto indignos de recibir asistencia.

VIII Como siempre ha sido, así siempre será. La Lextalionis representará el modelo de justicia inmortal al que todos los Sabbat deben recurrir.

IX Todos los Sabbat se protegerán unos a otros frente a los enemigos de la secta. Los enemigos personales serán responsabilidad personal, a menos que pongan en peligro la seguridad de la secta.

X Todos los miembros de la secta defenderán el territorio del Sabbat frente a cualquier poder exterior.

XI El espíritu libertario será el principio fundamental de la secta. Todos los sabbat tienen derecho a esperar y reclamar libertad de sus líderes.

XII Los Derechos de Monomancia serán utilizados para resolver las disputas entre los sabbat.

XIII Todos los Sabbat apoyarán a la Mano Negra.


Addundum al Código de Milán


XIV Todos los Sabbat tienen derecho a vigilar el comportamiento y actividades de sus camaradas para conservar la libertad y la seguridad de la secta.

XV Todos los Sabbat tienen derecho a convocar un consejo de sus pares y líderes inmediatos.

XVI Todos los Sabbat actuarán contra quienes usen en beneficio personal y en contra de los intereses de la secta los poderes y la autoridad conferidos por ésta. Las acciones emprendidas en su caso seguirán solamente el curso aprobado por un quórum de Prisci.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.