Últimos temas
» re incicio
Mar Feb 07, 2017 4:08 pm por Julián Casablancas

» Rol: Petición
Miér Feb 01, 2017 5:16 pm por Andrea Medici

» Empezando
Miér Ene 25, 2017 1:41 am por Isidor

» Retorno.
Mar Ago 30, 2016 8:55 pm por Martin Castillo

» Dangerous budapest - Cambio de botón + Afiliación Élite
Vie Ago 26, 2016 3:14 pm por Invitado

» Asilo parte  2 "¿Refugio?"
Mar Ago 23, 2016 3:45 pm por Richard Remar

» Penumbras ~Crónica~
Lun Ago 22, 2016 8:44 pm por Salomon Ontiveros

» Alerta ~Andrea Medici~
Mar Ago 09, 2016 6:02 pm por Isidor

» Buena noche.
Lun Ago 08, 2016 11:36 am por Andrea Medici

» Ego || Clary Maximoff feat Hayden Coltrane
Mar Ago 02, 2016 12:00 pm por Clary W. Maximoff

» Sabbat: Ritae
Dom Jul 31, 2016 3:33 am por Isidor

» Sabbat: Léxico
Dom Jul 31, 2016 3:06 am por Isidor

» Sabbat: Manadas
Dom Jul 31, 2016 2:42 am por Isidor

» Sabbat: Facciones
Dom Jul 31, 2016 2:33 am por Isidor

» Sabbat: Jerarquía
Sáb Jul 30, 2016 11:23 pm por Isidor

Afiliados Elite
Afiliados Hermanos
Últimos Temas

Anarquistas: Las Noches Modernas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Información Anarquistas: Las Noches Modernas

Mensaje por Isidor el Miér Jul 27, 2016 4:15 am


Las Noches Modernas
Anarquistas

Aunque el Estado Libre de California ya no existe, los Anarquistas se han extendido por Norteamérica y han regresado al Viejo Mundo a Europa, África y Oriente Medio, extendiendo el mensaje de la libertad a los vampiros de todo el mundo. Las Noches de la Tempestad causaron mucho más daño a los dominios del Sabbat y la Camarilla que a los Anarquistas, principalmente porque los territorios Anarquistas son pocos y los vampiros modernos utilizan mucho más la tecnología y las medidas de seguridad actuales. Durante los ataques de los cazadores, los Anarquistas fueron capaces de vigilar los movimientos de los mortales, pirateando sus comunicaciones y consiguiendo suficiente información para evitar su vigilancia y ataques. En muchos sentidos, los Anarquistas fueron astutos y oportunistas –raramente compartieron su información con otros grupos, permitiendo que la amenaza mortal se abalanzara sobre los dominios del Sabbat y acosara las cortes de la Camarilla. Algunos Anarquistas condenaron esta táctica, pues cada ataque mortal amenazaba la ya amenazada Mascarada. Otros lo consideraron una forma de que un enemigo erradicara a otro, sin riesgo para los Anarquistas.

Cuando la amenaza se atenuó y los cazadores mortales volvieron a reducir sus movimientos, el Movimiento Anarquista se encontró en una posición relativamente poderosa. Controlaba una cantidad nominal de territorio en América y Canadá e incluso unos pocos dominios importantes en el Viejo Mundo, incluyendo toda la ciudad de Berlín. En comparación, el Sabbat se encontraba muy debilidad e incluso los dominios de la Camarilla ya no eran tan poderosos como en el pasado. La Camarilla sobreviviría, pero si quería mantener su atención concentrada en los cazadores y los ataques del Sabbat, no podía permitirse combatir también a los Anarquistas.


El Edicto de Sucesión

En el año 2007, cinco Justicar emitieron un nuevo edicto: dirigido a pacificar a los Anarquistas y atendiendo a las necesidades de la Camarilla. Este pronunciamiento fue llamado el Edicto de Sucesión. El Edicto de Sucesión asegura que los miembros de la Camarilla tratarán los territorios Anarquistas como si fueran dominios de la Camarilla. Esto significa que los Vástagos deben respetar las leyes que los Anarquistas locales han creado, y deben respetar al líder del territorio como una autoridad legal de la Camarilla. A lo largo de la historia (especialmente durante la conquista del Oeste en América), los antiguos avariciosos solían conquistar los dominios Anarquistas. Antes del Edicto de Sucesión, cualquier ciudadano de la Camarilla podía declararse Príncipe sobre un territorio Anarquista, pues los Justicar no reconocían las posiciones de autoridad de los Anarquistas. Si los Anarquistas tomaban represalias o recuperaban sus territorios, el Príncipe podía invocar la Sexta Tradición para declarar una Caza de Sangre contra los Anarquistas por rebelarse contra su autoridad y utilizar la violencia contra ellos. Mientras la Camarilla tuviera aliados, favores y poder personal para ejecutar su voluntad, los Anarquistas no tenían recursos políticos contra esas conquistas.

El Edicto de Sucesión prohíbe esas usurpaciones. Además reconoce que los Anarquistas tienen derecho para realizar algunas de las funciones de los Príncipes de la Camarilla. Aunque un líder Anarquista no tenga posición en la Camarilla y no pueda hablar ni votar en una reunión de Príncipes, ahora tiene derecho a asistir a los Cónclaves si así lo decide. Además, un gobernante Anarquista ahora tiene derecho a proteger su dominio de los intentos de la Camarilla por arrebatarle el poder. Si un ciudadano de la Camarilla entra en territorio Anarquista y mata a alguien, o intenta tomar el control, el gobernante de ese territorio puede condenarlo, castigarlo e incluso destruirlo por sus crímenes legalmente. El Edicto de Sucesión asegura que no habrá represalias públicas de los Justicar o sus Arcontes, mientras la muerte sea justificada políticamente, como en cualquier Principado. Para muchos Anarquistas este Edicto es una victoria ansiada durante mucho tiempo.

Existe un dicho americano que dice: “Quienes sacrifican parte de su libertad a cambio de seguridad no merecen ninguna de las dos.” Fieles al mismo, no todos los Anarquistas han aceptado el edicto. Muchos lo han rechazado por completo. El edicto exige que los Anarquistas limiten sus Abrazos, y a cambio, sus dominios serán reconocidos por la jerarquía de la Camarilla. A pesar de las ventajas, la mente moderna se rebela ante la idea de un gobierno que controle los derechos de reproducción. Los Anarquistas más astutos se dan cuenta de que el Abrazo puede realizarse en cualquier parte, y que la limitación del edicto no puede aplicarse en la práctica cuando simplemente puedes realizar el Abrazo fura de los límites de la ciudad. ¿Qué problema hay en aceptar el edicto si proporciona algo de protección?

Sin embargo, los Anarquistas no ignoran los peligros provocados por un exceso descuidado de población. Los Caitiff representan una realidad; muchos antiguos buscan su muerte, y aunque no importen las leyendas supersticiosas de los Tiempos Finales, los vampiros de sangre débil son un engorro y un riesgo para la Mascarada. Además, la última línea del edicto establece que: “Sus Gracias apoyarán el regreso de esos dominios a un mandato más responsable.” algo que los individuos más hábiles en la política consideran que oculta una amenaza velada.”

Los dominios Anarquistas son lugares divididos, normalmente caóticos, y no existen dos iguales. Algunos establecen un gobierno tribal, otros parecen mafias o bandas, mientras otros no instituyen ningún tipo de jerarquía, y la anarquía es la ley. La mayoría de los dominios Anarquistas utilizan alguna forma de voto y crean consejos para organizar sus dominios. Hasta el momento esta actitud ha funcionado, mientras los cazadores mortales presionaban a las cortes de la Camarilla. Ahora que la Camarilla ya no teme a los cazadores, el edicto puede ser revocado con tanta facilidad como fue anunciado y el Movimiento Anarquista volverá a estar asediado. Por ahora los Anarquistas aprovechan la situación como pueden y demuestran que sus ideales pueden sobrevivir a un trago de la igualdad que tan a menudo exigen.

avatar
Isidor


Mensajes 974

Ver perfil de usuario http://petersburgonocturno.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.